Niu de l’Àliga, uno de los grandes atractivos turísticos de La Cerdanya

/COMUNICAE/

Uno de los alojamientos turísticos más bien comunicados con las principales estaciones de esquí, y en este caso con la estación de La Molina, es el Hotel Esquirol

La Cerdanya cuenta con un amplio abanico de actividades para realizar en familia durante los 365 días del año. Situada en uno de los valles más anchos de Europa, la comarca pirenaica cuenta con cumbres que alcanzan los 2.500 y los 3.000 metros de altitud. Uno de los muchos atractivos turísticos de la zona, es la subida al refugio Niu de l’Àliga, situado a 2.537 m de altura, en la cima de la Tosa d’Alp, en la parte más alta de la estación de esquí de La Molina, donde los visitantes pueden disfrutar de las magníficas vistas panorámicas de las comarcas de La Cerdanya, el Berguedà y el Ripollès. El refugio, es el mejor lugar del Pirineo para deleitarse con las puestas de sol y las noches de luna llena.

El refugio Niu de l’Àliga se puede visitar los 365 días del año. Durante la estación invernal invierno, los visitantes pueden disfrutar del paisaje y de los deportes de invierno. Con la llegada del buen tiempo, estos pueden realizar excursiones y paseos en familia, conociendo la fauna y flora, explorar rutas de alta montaña, o practicar senderismo.

Niu de l’Àliga forma parte de la ruta Cavalls del Vent, que une ocho refugios del Parc Natural del Cadí-Moixeró, situados en las comarcas del Berguedà y la Baja Cerdanya.

Uno de los alojamientos turísticos más bien comunicados con las principales estaciones de esquí, y en este caso con la estación de La Molina, es el Hotel Esquirol, situado en el municipio de Llívia, un enclave español, catalán y gerundense, completamente rodeado por territorio francés.

«El nuevo telecabina Cadi-Moixeró de la estación de La Molina inaugurado hace dos años, permite el acceso de todos los públicos al refugio Niu de l’Àliga, y se ha convertido en uno de los grandes reclamos turísticos de la zona durante los 365 días del año», afirma Edu Vidal, gerente del Hotel Esquirol, un alojamiento acogedor, en un entorno único y familiar.

Uno de los miradores más singulares del Pirineo
De hecho, recientemente la estación de esquí de La Molina y el Parc Natural del Cadí Moixeró han proyectado un mirador de 360 grados en la cima de la Tosa d’Alp. El nuevo equipamiento turístico permitirá a los visitantes poder identificar las montañas y puntos de referencia de la Catalunya central y el Pirineo, y en días claros, incluso se podrá ver el mar. La visita al refugio y al nuevo mirador se podrá realizar sin tener que esquiar, comprando el forfait de paseo de la telecabina Cadí Moixeró.

Sobre el Hotel Esquirol
El Hotel Esquirol está situado en la localidad gerundense de Llívia, en el Pirineo Español, y está completamente rodeado por territorio francés. La frontera principal entre España y Francia se halla a tan solo 2km. El alojamiento, acogedor y familiar, cuenta con 20 habitaciones, y es un punto de partida ideal para esquiar o visitar la zona. El hotel dispone de guarda esquíes, ofrece un servicio de alquiler de equipamiento de esquí y la posibilidad de adquirir el forfait. Además, cuanta con el Restaurante Esquirol, que ofrece un amplio menú diario y de fin de semana, donde poder degustar platos típicos de la zona.

Fuente Comunicae


Ir a la fuente
Author:

Powered by WPeMatico